¿Cuánto cuesta desarrollar mi app?

Calcula de forma rápida el coste para crear tu app, contestando estas sencillas preguntas.

¿Cuánto cuesta crear una app?

La calculadora cuantocuestamiapp.com es una herramienta digital creada por Yeeply que puedes utilizar de forma gratuita para calcular cuánto costaría hacer realidad esa aplicación móvil que tienes en mente.

¡Utilizarla es muy fácil! Solo tienes que hacer clic en el botón de “Calcular coste” y responder a las preguntas que te plantea la calculadora. En menos de un minuto puedes tener un presupuesto para el desarrollo de tu app aproximado.

Sin embargo, acuérdate de que el precio de tu aplicación depende de muchos factores. Por ejemplo, no es lo mismo desarrollar una aplicación móvil para Android que crear una app para iOS. Existen muchas decisiones que tendrás que tomar durante el proceso de desarrollo que tendrán un impacto directo sobre el precio final de la aplicación.

Como queremos ayudarte a tomar la mejor decisión, vamos a repasar algunos de estos factores. ¡Sigue leyendo! 👇

Factores que influyen en el precio de una app

A la hora de calcular cuánto cuesta hacer una app debes tener en cuenta muchos factores. Estos son algunos generales:

  • Tiempo: dependiendo de los plazos el coste podría incrementarse o no. Si necesitas la app antes de una fecha concreta y el desarrollador hace horas extra el precio subirá un poco. En cambio, si eres más flexible y no tienes ningún tipo de prisa, se puede ajustar un plazo de entrega y el coste de desarrollo se ajustará más.
  • Calidad: piensa que cuantos más detalles tenga la app, esta necesitará más trabajo de desarrollo. Todos los detalles acabarán quedando como quieres, pero lógicamente el coste subirá si el diseño requiere mucho más esfuerzo.
  • Funcionalidades: o lo que es lo mismo, qué hace tu app. Entre algunos ejemplos está el registro (no es lo mismo ingresar con un email o contraseña, que hacer un login con alguna red social tipo Facebook, Twitter, LinkedIn…); o un servicio de mensajería (no cuesta igual un chat en tiempo real, el envío de mensajes simples o mandar contenidos multimedia).
  • Costes de lanzamiento: si tu aplicación tiene un modelo B2C (es decir, no se trata de una app interna) tendrás que encargarte de que tus usuarios la encuentren. Esto suele suponer una inversión inicial en marketing para dar visibilidad a la aplicación y para posicionarla bien en las app stores mediante técnicas de ASO. Aunque este punto no está directamente relacionado con el desarrollo de tu aplicación, sí es fundamental que lo tengas en cuenta.
  • Costes adicionales: ¿sabías que subir una aplicación a la app store tiene un coste? En el caso de la Play Store se trata de un pago único mientras que en la App Store de iOS se trata de un pago anual que deberás abonar para darte de alta como desarrollador y poder subir tu aplicación.
  • Mantenimiento: tu aplicación no puede quedarse congelada en el tiempo. La tecnología móvil avanza muy rápido con nuevos dispositivos, tamaños de pantalla, funcionalidades en el hardware… Para asegurarte de que tu aplicación sigue actualizada, y resolver cualquier fallo que pueda aparecer, tendrás que seguir colaborando con un equipo de desarrollo. Puedes hacerlo con una bolsa de horas dedicadas a este mantenimiento.

Cuánto cuesta una app según el tipo de desarrollo

Existen varias opciones para desarrollar tu aplicación y no todas tendrán el mismo coste. Existen tres opciones principales.

  • Web App: estas aplicaciones se utilizan a través de un navegador web y, por lo tanto, funcionan en varios dispositivos. Para utilizarlas no es necesario que el usuario la descargue. Su desarrollo suele ser el más rápido y menos costoso aunque, como desventaja, puede tener limitaciones a la hora de acceder al hardware del teléfono móvil (como, por ejemplo, la cámara o el GPS).
  • App nativa: una aplicación nativa está desarrollada específicamente para un sistema operativo (Android, iOS, Windows…). Al estar hecha a medida, suele funcionar mejor. Como inconveniente, si quieres que la aplicación se pueda utilizar en distintos sistemas operativos tendrás que trabajar un desarrollo para cada uno de ellos, lo que aumenta el presupuesto.
  • App multiplataforma: estas aplicaciones tienen un solo código que se ajusta a distintos sistemas operativos. Con un mismo desarrollo, por ejemplo, tendrías una aplicación que funciona en iOS y en Android. Suelen ser menos costosas que las aplicaciones nativas aunque, como inconveniente, son más lentas y tienen un acceso limitado al hardware del dispositivo.

Como puedes ver, el tipo de desarrollo influye y mucho en el precio final de tu app. No existe una única opción correcta, cada una de estas tres opciones tiene sus ventajas e inconvenientes.

Por ejemplo, una app multiplataforma puede ser una buena opción si tu aplicación va dirigida a un número limitado de usuarios, como sucedería con una aplicación interna. Sin embargo, si te diriges al gran público, será mejor que optes por una app nativa, aunque esta opción sea más cara.

Cuánto cuesta desarrollar una app según el sistema operativo

Cuando piensas en desarrollar una app para mejorar tu negocio, debes tener claro que existen varios sistemas operativos y si quieres que se reproduzca en un dispositivo en concreto o varios.

No es lo mismo crear una aplicación para Android que para iOS o Windows Phone. Tendrá un coste diferente. También cambiará el precio si piensas en que tu app se adapte a varios sistemas operativos distintos. Te podremos aconsejar y la decisión final dependerá del presupuesto que tengas en mente.

Cuando des el paso y te decidas por crear una aplicación para tu empresa, ten claro que lo mejor es que se adapte a cualquier sistema operativo. Al final el gasto puede que sea un poco mayor, pero evitarás un coste futuro.

Si decides por ejemplo desarrollar una app que solo se adapte a iOS, cuando quieras hacer otra para Android su precio será mayor que si lo haces todo a la vez.

¿Cuánto cobra un desarrollador por hacer una app según el sistema operativo? Debes saber que el desarrollo de una app nativa para iOS no vale lo mismo que el desarrollo de una app nativa para Android. Los desarrolladores de iOS tienen un coste más alto por hora que los desarrolladores de Android. En ambos casos, el precio aumentará si haces la contratación a través de una empresa de desarrollo en vez de contratar a desarrolladores freelance.

¿Cuánto tiempo se necesita para crear una app?

Crear una aplicación no es cosa de una semana. Primero debes escoger el tipo de desarrollo, la tecnología, el tipo de app… Una vez tengas esto claro se pasará a la fase de diseño, en la que se definirán wireframes y mockups. Después, todo este material pasará a las manos de un desarrollador experto que comenzará a programar la aplicación. ¡Y todavía te quedará por delante la fase de pruebas y corrección de errores!

Cada aplicación necesita un tiempo de desarrollo y, aunque dependerá mucho de su complejidad, la media de todo este proceso está en 18 semanas.

Si tienes una fecha límite para tener tu aplicación lista es fundamental que la compartas con tu equipo de desarrollo y que este te presente un calendario de trabajo, con todas las fases del proyecto organizadas para llegar a esa fecha. De esta manera podrás hacer seguimiento de que el proyecto avanza a buen ritmo fase a fase.

La pregunta del millón, ¿cuánto cuesta una app?

Es una cuestión que suele preocupar a las empresas que quieren lanzar una app. Por ello es necesario realizar un estudio de la competencia y ver lo que ofrece.

Si creas una herramienta similar a otras que son gratuitas, no es recomendable cobrar por la descarga de esa aplicación. Una app gratuita puede abrirte muchas puertas. Con la publicidad puedes llegar a financiarla. Busca anuncios que resulten interesantes a tu público objetivo.

Si finalmente decides poner un precio, tienes que justificarlo en la descripción del market en el que se distribuya la aplicación. Los usuarios necesitan saber qué te diferencia del resto para que paguen por tu app frente a la de tus competidores.

Ventajas de desarrollar una app para tu empresa

Los motivos serán muy diferentes, pero puede que te hayas planteado alguno de los siguientes:

  • Es posible que en tu empresa exista alguna gestión interna a través de diferentes herramientas o incluso en formato papel. Podrías pensar en una app que sirva para coordinar el negocio de una forma fácil y centralizada.
  • Si tus clientes tienen que pedir cita para ser atendidos, una app es una buena solución. Te hará más fácil el trabajo y a la vez hará que ganes tiempo sin tener que estar pendiente del teléfono.
  • Un tercer motivo es que puedes querer desarrollar una aplicación simplemente para dar un valor añadido a tu empresa y clientes.

¿Una app puede ser la solución a un problema?

Sí. Desde hace unos años las aplicaciones son el centro de muchas miradas. En todos los hogares existe al menos un dispositivo inteligente. Las apps son un canal de comunicación muy directo entre empresas y clientes potenciales. Hay que aprovechar su auge.

¿Cómo averiguo si mi negocio necesita una aplicación?

Para que tu negocio sea un éxito, ten claro que lo primero que debes detectar son sus puntos débiles. Posteriormente, te darás cuenta que una app podría ser una forma útil de encontrar una solución.

Independientemente del coste de la aplicación, debes realizar un estudio de la competencia. Mirar, por ejemplo, si tienen aplicaciones para gestionar diferentes servicios que aún tramitan de manera offline.

En la actualidad existen muchas apps de gestión y puede que una app personalizada aporte valor a tu empresa. Esa fase de análisis te servirá para definir mejor cualquier proyecto y así el presupuesto del desarrollo de la app será más realista.

Según el problema, buscarás una solución u otra. Estas son algunas de esas soluciones que podrían servirte como ejemplo y que encontramos en un artículo del blog de Yeeply:

PROBLEMA DETECTADO

TIPO DE APP / SOLUCIÓN

OBJETIVO A LOGRAR

Gestión de informes lenta Apps de gestión Gestionar los informes
Compras abandonadas y visitas breves en dispositivos móviles Apps m-commerce Aumentar ventas desde dispositivos móviles
Organización de turnos y vacaciones poco eficiente Comunicación interna Organización más efectiva
Comunicaciones internas lentas y en diferentes canales Mensajería instantánea Comunicación centralizada y homogénea
Pocos clientes vuelven a comprar por segunda vez Fidelización de usuarios Conseguir clientes recurrentes
Generación de facturas a clientes lenta Servicio complementario a clientes Enviar automáticamente facturas a los clientes
La marca no se percibe como moderna o innovadora App de Branding Mejorar la imagen de marca, más innovadora y móvil
Necesidad de formar a los trabajadores continuamente App de formación interna Cursos breves a través de la app para formar a los trabajadores
Otro problema detectado Consultoría para encontrar una solución a medida Crear una app o proyecto móvil a medida

Opciones para desarrollar mi app

¿Tienes un poco más claro cuánto puede costar tu aplicación y qué tipo de desarrollo te conviene más? Si es así, es posible que te estés preparando para el próximo paso: poner tu proyecto app en marcha.

Aunque existen algunas herramientas para crear aplicaciones de manera gratuita e intuitiva, la verdad es que su resultado no es del todo profesional —aunque pueden servirte para hacer un primer prototipo—.

Si vas en serio con tu proyecto de aplicación móvil y quieres sacarle el máximo partido a tu tiempo y a tu presupuesto, lo mejor es que te apoyes en profesionales. Te proponemos tres opciones, aunque primero es importante que entiendas los distintos profesionales que participan en la creación de una app. Te hemos hablado mucho de la importancia de contar con un buen desarrollador, pero este no es en absoluto el único perfil técnico que interviene en el desarrollo de una aplicación.

Antes de llegar al momento del desarrollo, la aplicación pasa por las manos de un equipo de diseño que se encarga del aspecto visual de la aplicación. Su trabajo va mucho más allá del aspecto gráfico de la aplicación. También se encargan de que la usabilidad (UX) y la interfaz de usuario (UI) garanticen una interacción fluida con la aplicación final. Puedes encontrar a profesionales muy cualificados especializados específicamente en estas dos áreas.

Este diseño pasará a manos de un equipo de desarrollo. ¡No pienses que un mismo desarrollador puede crear cualquier tipo de aplicación! Cada lenguaje de programación o tipo de desarrollo es un mundo. Por eso, busca un desarrollador con experiencia técnica en el tipo de app que vas a crear.

Finalmente, como ya hemos comentado antes, si tu aplicación es B2C deberás tener un plan para conseguir que tus usuarios descarguen tu aplicación. Para ello puede venirte muy bien apoyarte en un equipo de marketing, con expertos en ASO, SEO, campañas de publicidad…

¿Dónde puedes encontrar estos perfiles? Te damos tres alternativas que, como puedes imaginarte, te ofrecerán presupuestos muy diferentes.

Opción 1: Freelance

Esta opción puede ser la adecuada si tu proyecto app no es de gran envergadura. Puedes contratar a profesionales independientes en algunas plataformas donde, además, deberías echar un vistazo a las referencias de sus últimos clientes.

Una app desarrollada por un/a freelance puede ser menos costosa, aunque esta opción tiene muchos inconvenientes. Por un lado, en estas plataformas para contratar a desarrolladores existe una alta competición entre profesionales. Las propuestas económicas suelen tirar a la baja, para resultar más atractivas, y esto a veces hace que la calidad final de la aplicación se resienta.

Además, si vas a contratar a varios profesionales, ¿cómo vas a coordinarlos? ¿Sabes si van a saber colaborar entre ellos? ¿Vas a poder asumir la gestión de tener a varios proveedores independientes? Si no lo tienes claro, no te preocupes, tienes otras dos opciones.

Opción 2: Empresa de desarrollo de apps

Este tipo de partner está especializado en el producto tecnológico que quieres crear y, por lo tanto, normalmente contará con todos los perfiles que necesitas. Aunque contratar a una empresa o agencia de desarrollo de apps es más costoso que trabajar con un freelance, tiene varias ventajas.

Por un lado, trabajas con un único proveedor, lo que te resultará más cómodo y te permitirá tener más tiempo para supervisar la evolución del proyecto y centrarte en sus próximas fases. Además, es posible que te sea más fácil validar su experiencia (¡pídeles ejemplos de aplicaciones que hayan desarrollado!).

Como inconveniente, este tipo de empresas suele presentar un presupuesto alto y no son demasiado flexibles, por lo que cualquier imprevisto o mejora que surja durante el proceso de desarrollo puede salirte muy cara.

Opción 3: Marketplace

Un marketplace tecnológico es una plataforma en la que puedes subcontratar a uno (o varios) equipos tecnológicos para desarrollar tu proyecto. Yeeply es un ejemplo de uno. Así es como funciona:

  • Publicas tu proyecto, dando tantos detalles como te sea posible.
  • La plataforma te conecta con el equipo adecuado, basándose en tus necesidades, plazos y presupuesto.
  • El equipo se pone en contacto contigo y te hace llegar una propuesta económica. Si te encaja, ¡podéis empezar a trabajar! Si no, a través de la plataforma puedes solicitar un presupuesto de otro equipo diferente.

La ventaja de trabajar a través de un marketplace como Yeeply es que tú no tienes que perder tiempo en validar al equipo: todos nuestros profesionales han pasado un estricto proceso de certificación y nuestro algoritmo se encarga de que hagas match con profesionales que se adapten a tus necesidades.

A través de Yeeply puedes trabajar con profesionales de cualquier disciplina con un solo proveedor. La diversidad y deslocalización de nuestro talento nos ayuda a ofrecerte siempre un presupuesto que te encaja.

¿Cómo poner en marcha tu proyecto con Yeeply?

Si estás listo para empezar, puedes contarnos un poco más acerca de tu proyecto a través de este enlace. Tan solo necesitamos que respondas algunas preguntas en nuestro formulario.

Nos pondremos en contacto contigo para resolver cualquiera de tus dudas. Te ayudaremos para que tomes la decisión acertada. Somos expertos en desarrollo de aplicaciones y tenemos una experiencia demostrable en el sector.

Hemos ayudado a más de 750 empresas a sacar adelante más de 1.000 proyectos, muchos de ellos relacionados con el desarrollo de aplicaciones de todo tipo. En este enlace puedes ver algunas de las empresas con las que hemos trabajado. Gracias a esta experiencia sabemos que podemos ayudarte a hacer realidad cualquier tipo de aplicación. ¿Empezamos?